Ya esta aquí, ya llegó... Su triste navidad.



Ya estamos otra vez en navidad. Son unas fechas de reencuentros, de regalos, de vacaciones, fechas para estar en familia, estar alegre y estar comiendo... Comiendo sin medida. 
Este no es un post para cuidar tu línea ni para evitar que engordes unos kilos. Este es un post dedicado a aquellos a los que ahora mismo estan maltratando y que en breves van a matar, cientos de miles de ellos, para que muchos se queden en la mesa, como sobras de una ingente cantidad de comida que no se pudo acabar.


En estas fechas, ganaderías, piscifactorías y demás industrias de la alimentación aceleran su trabajo para poder abastecer la gran demanda que tienen. 


"los productores tienen a disposición de los consumidores entre 17 y 18 millones de unidades de pollo y un millón de cerdos terminados durante el período navideño."






El plato estrella de la navidad es el pavo como cabría esperar. Más de un millón de pavos se consumen en nuestro país. 


"sólo en EEUU se consumen más de 250 millones de pavos en un año. Aquí, en España, alrededor de un millón."





¿Les parecen cifras razonables? Nadie se para a pensar en las condiciones de vida de esos animales, porque no importa, es navidad. Porque han nacido para este propósito, ya nacen con fecha de muerte, ya nacen con lote de caducidad, ya nacieron hace apenas unos meses para morir en navidad. Este era su destino desde el principio. Y nadie se para a pensar en porque. Simplemente se pone en la mesa, y se come. Da igual que tengas hambre o no, que te apetezca a no incluso que te guste o no. Es lo que toca.

Y es que muchos podrían pensar, ¿Qué es una navidad sin pavo?¿Qué es una navidad sin jamón? Es inconcebible para la mayoría de la población pensar en una vida de alimentación vegetariana, pero más inconcebible es, el no comer jamón en navidad! Qué sería de nosotros!... Me molesta realmente pensar en nuestra flexibilidad de mente para muchas cosas y esta rigidez que nos bloquea y que daña para aquellos aspectos relacionados con el placer. 

Por suerte, cada vez somos más lo que como por arte de magia o de milagros, somos capaces de sobrevivir a las navidades sin jamón ni pavo relleno. Yo, como cada año, me desplazaré a casa de mis familiares a compartir mi tiempo, que no la cena, porque sin problema alguno me haré mis propias recetas veganas como cada año y pasaré mis navidades en familia disfrutando de la compañía y de la comida (sí, las comidas veganas pueden estar buenas y no, no se reduce a col hervida...) sin renunciar a mis principios. Es posible y es fácil hacerlo. Basta que se quiera hacer. 

Por cierto! Aun tengo que pensar en lo que voy a hacer. Aquí os dejo algunas sugerencias de recetas veganas especial para estas fiestas, para que puedas disfrutar de ellas sin renunciar al placer de nuestra comida.


Como ya he dicho, solo se necesita querer hacerlo. 
Difunde su palabra. 
Difunde Libertad Animal.


Fuentes:
http://elnacional.com.do/agricultura-garantiza-abastecimiento-de-carne-de-pollo-y-cerdo-en-las-navidades/
http://www.diariovasco.com/videos/actualidad/noticias-de-actualidad/2935559797001-consumo-pavo-cara-navidad-dispara.html

¡Deja tu comentario! 

1 comentario:

  1. Que triste y amarga Navidad, que doloroso Año nuevo. Cuesta hasta respirar el aire del enemigo asesino......

    ResponderEliminar

Buscar este blog

¡COMENTA!

¡COMENTA!
¡PARTICIPA!

Seguidores